Contestar cuando preguntan, sin postergar la respuesta. Aunque en ese momento contemos con poco tiempo o nos pille ocupados realizando otra tarea importante, merece la pena dar una breve respuesta al menos y acompañarla de: luego (intentando concretar el momento del día en el que sí podrás atender a su pregunta como se merece) te lo explico con más calma que ahora mismo no puedo prestar la atención que necesita.

  1. Responder con naturalidad. Esto no significa que tengamos que saberlo todo ni que no podamos ponernos rojos o rojas si sentimos pudor ante ciertas cuestiones. Ser naturales significa precisamente eso, que si algo nos da cierta vergüenza contestar, nos pongamos colorados sin sentirnos mal por ello. De esta forma, además de darle la respuesta a su ansiada pregunta, le estaremos añadiendo más información de igual o mayor valor como que, a pesar de que nos cueste hablar de ciertos temas con ellas o ellos, lo hacemos porque para nosotros es importante.
  2. Nombrar a las cosas por su nombre real, aunque luego podamos utilizar otros nombres más coloquiales, más “de estar por casa”.
  3. Puede responderse delante de otros, sobre todo en caso de que tenga hermanos, así “matamos dos pájaros de un tiro” respondiendo acerca de dudas que puede que su hermana o hermano tengan, hayan tenido o tendrán en algún momento. Evitaremos responder delante de los demás en el caso de que se trate de preguntas que atiendan a su intimidad. En ese caso tenemos 2 opciones: irnos a su cuarto o a un lugar en el que estemos a solas y podamos contestarle tranquilamente o, si en ese momento no podemos apartarnos le explicamos que cuando estéis a solas le contestaréis tranquilamente. De esta manera también le estáis haciendo conscientes de lo importante que es el respeto a su intimidad.
  4. No ocultar información en la respuesta, sino adaptarla a la capacidad del niño o niña con quien estemos hablando. No le hablaremos de la misma manera ni le aportaremos la misma cantidad de contenido a un niño de 3 años que a uno de 9.
  5. Procurar dar respuestas correctas y buscar la información si no se dispone de ella. En este último caso, no debemos avergonzarnos por ello, es imposible tener la respuesta para todo, además de dar un buen ejemplo aceptando que hay cosas que desconocemos y, sin embargo, buscamos información para responder a sus dudas.
  6. Por último y más importante, intentaremos dar una visión positiva de la sexualidad en todas las respuestas.
Categories: Blog Sexualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: M Carmen Baeza Hernández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.