La copa menstrual es un dispositivo normalmente fabricado en silicona médica o un material similar con forma de copa que se introduce en la vagina y actúa como colector recogiendo la sangre que expulsamos al menstruar.

Si la comparamos con las compresas o los tampones desechables, la copa es mucho más respetuosa tanto con el medio ambiente como con nuestro cuerpo.

Esto se debe a:

  • En primer lugar, la vida útil de una copa menstrual puede llegar a durar hasta los 10 años (esto depende del fabricante. Mínimo dura todo un año).
  • Además, no lleva sustancias químicas nocivas para nuestro cuerpo.

Además de estas dos que yo considero las mayores ventajas de la copa, podemos enumerar otras muchas:

  • Nos ahorrará dinero.
  • Nos ayudará a conocer mejor nuestro cuerpo y cómo funciona, puesto que aprenderemos más acerca de nuestra menstruación y nos obligará a explorarnos.
  • No duele.
  • Nuestra menstruación no tendrá malos olores.
  • Tendremos que ir al baño con menos frecuencia a cambiarnos que si utilizamos cualquier otro dispositivo.
  • Podemos utilizarla en cualquier situación (excepto durante las relaciones coitales).
  • Es compatible con un DIU puesto que se colocan en lugares diferentes. El DIU se coloca en el cuello del úteo, al final de la vagina, mientras que la copa se coloca al inicio de la misma.

Como veis, la copa menstrual es maravillosa en muchos sentidos pero, sí, alguna desventaja tenía que tener… Y es que aprender a usar la copa de manera adecuada, así como, conseguir la copa perfecta, puede no ser una tarea fácil. Estas son las causas principales por las que la mayoría de personas que comienzan a usarla acaban abandonando.

En caso de que llevando puesta la copa se te caiga, te duela o tengas pérdidas de sangre, algo no va bien. Suele ser que: no es tu talla, no la has colocado adecuadamente o la llevas más tiempo del que debieras. Revisando estos motivos y volviendo a probar, seguro que consigues disfrutar de este artilugio que a tantas y tantas mujeres nos ha cambiado la vida:

¿Cómo se usa la copa? Instruciones básicas, válidas para cualquier copa.

  • Antes de manipularla, debemos lavarnos muy bien las manos.
  • Antes y después de cada uso, es decir, de cada menstruación, debemos esterilizarla hirviéndola en un cazo o al microondas durante unos minutos.
  • Durante su uso, solo tenemos que extraerla cuando creamos que esté llena, vaciarla, lavarla con agua y volvérnosla a introducir. En caso de no disponer de agua, podemos usar toallitas especiales para este cometido.
  • El tiempo máximo de llevarla puesta no debe ser superior a 12 horas.

¿La copa menstrual vale para todo el mundo?

En principio la respuesta es SÍ. Salvo que tengas alguna patología del suelo pélvico, en ese caso es mejor consultar a tu fisioterapeuta de suelo pélvico antes de comenzar a usarlas. Probablemente pueda aconsejarte sobre su uso y sobre cuál sería la mejor opción de copa para ti.

Cómo usar la copa menstrual
Categories: Blog Sexualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: M Carmen Baeza Hernández.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.